domingo, 29 de marzo de 2009

Crónica de una muerte anunciada, ¿porqué nadie le avisó?

Rodrigo Octavio Pinedo Rivera
Profesor Marco del Castillo

Crónica de una muerte anunciada, ¿porqué nadie le avisó?

El día en que lo iban a matar Santiago Nasar se levantó a las 5:30 a esperar el buque en que llegaba el obispo, había cortado leña para que llevaran en el buque y había ayudado a preparar el caldo de crestas que tanto le gustaba al obispo, pero como le había dicho su madre Plácida Linero el obispo no bajaría del buque para recibir lo que el pueblo había hecho, y así sucedió. Santiago vivía en un antiguo depósito de dos pisos que había sido construido para el arraigo de los buques, su padre Ibrahim Nasar lo compró y lo convirtió en una casa para vivir. Santiago también había heredado de su padre una hacienda de ganado, que administraba con muy buen juicio pero con poca fortuna. Victoria Guzmán la cocinera, había calentado café para Santiago, Divina Flor hija de Victoria le sirvió el café. Santiago Nasar la agarró por la muñeca cuando ella iba a recibirle el tazón vació, le dijo: -Ya estás en tiempo de desbravar, Victoria le mostró el cuchillo ensangrentado que estaba usando para destripar los conejos en la hornilla y gritó: -Suéltala, de esa agua no beberás mientras yo esté viva.
Un día antes de la muerte de Santiago, todo el pueblo había asistido a la boda de Bayardo San Román y Ángela Vicario. Ángela era la hija menor de una familia de recursos escasos, sus hermanos gemelos Pedro y Pablo Vicario y tres hermanas más grandes que ella, su padre Poncio Vicario, su madre Purísima del Carmen.
Bayardo San Román hijo del general Petronio San Román y Alberta Simonds, tenía dos hermanas acabadas de florecer. Ángela Vicario no olvidó nunca el horror de la noche en que sus padres y sus hermanas mayores con sus maridos, reunidos en la sala de la casa, le impusieron la obligación de casarse con un hombre que apenas había visto. Bayardo compra la casa del viudo de Xius, ya que era la casa en la que deseaba vivir. En la boda,
Santiago se muestra interesado por saber una cantidad aproximada del gasto de la realización de toda la boda, Bayardo le dice que aproximadamente 9 mil pesos, los novios se retiran de la fiesta pero ordenan que todos sigan bailando por cuenta suya hasta donde les alcanzara la vida. Con los datos finales que su amigo Cristo Bedoya le da al día siguiente en el puerto, comprobó que el pronóstico de Bayardo San Román había sido exacto.
Clotilde Armenta, la dueña del negocio, es quien ve a los gemelos Pedro y Pablo Vicario dormidos en los asientos, tenían los cuchillos envueltos en periódicos. Al ver a Santiago salir de su casa y dirigirse al buque del obispo, tratan de acecharlo pero Clotilde les dice que lo dejen para después, por respeto al obispo. Esa misma tarde Margot, quien es amiga de Santiago lo invita a desayunar caribañolas de yuca. Santiago acepta pero le dice que podría ir hasta dentro de un par de horas. Margot al regresar a su casa ve que la gente murmura cosas y le dicen que los hermanos de Ángela Vicario lo estaban esperando para matarlo. Entonces le contó a su madre, ya que a Santiago Nasar le habían puesto ese nombre por el nombre de ella, que era Luissa Santiaga, además era su madrina de bautismo, pero también tenía un parentesco de sangre con la familia Vicario. Luissa Santiaga salió en busca de los gemelos Vicario a tratar de detenerlos, o a advertir a su ahijado Santiago, en el camino una señora conocida le dice: -No se moleste, Luissa Santiaga. ¡Ya lo mataron!

Gabriel García Márquez, periodista, cuentista y novelista colombiano, ganador en 1982 del Premio Nóbel de Literatura. Una de sus obras más destacada y galardonada es: Crónica de una muerte anunciada, novela corta publicada en 1981, desde el comienzo de la narración se anuncia que Santiago Nasar va a morir, todo el pueblo parece saberlo mientras que Santiago no tiene idea de que la muerte lo acecha.

El libro esta escrito con un lenguaje sencillo, la narración es específica y clara por consiguiente, se disfruta la lectura de este libro. El suspenso es clave importante del libro ya que es un texto descriptivo, narra detalle por detalle como ocurren los hechos y la famosa muerte anunciada de Santiago Nasar. El libro con mis expectativas como lector, abarca extensamente las emociones que se pueden producir al leer una novela.

EL libro “Crónica de una muerte anunciada” se puede comparar con la película filmada en 1999 “Milagros Inesperados” de Frank Darabont.
En la historia de Gabriel García Márquez, el narrador empieza revelándonos el estruendoso final de la novela (el momento de la muerte del protagonista Santiago Nasar). Se narra la historia de final a inicio de la novela. En la película Milagros Inesperados Paul Edgecomb, interpretado por Tom Hanks que siendo un anciano de más de 108 años cuenta su historia como oficial del corredor de la muerte en los años 30. Se narra la historia de inicio a fin.

1 comentario: